Mi trabajo siempre ha sido inspirado por la luz y el viento, el mar.

He vivido en el campo, cerca del mar, desde que era una niña.Campos de trigo y girasol, jardines llenos de flores, me llevaron desde muy joven a los temas que me identifican, casi siempre en serie, son aquellos que me permiten expresar el gesto y el dinamismo de mi estilo y que se pueda reconocer el sello Dufour detrás de cada uno de mis trabajos.

En muchos años de proceso creativo, arduo y exigente pero feliz, he logrado un arte enérgico y vibrante que me devuelve su mensaje de luz y unicidad y me impulsa a seguir creando. Mis pinturas se encuentran en muchos países llevadas por clientes y galerías de Uruguay, por supuesto, Argentina, Chile, Brasil, Estados Unidos, Francia, Canadá y muchos otros.

He asistido a Bellas Artes, y también a  talleres de arte y seminarios, pero me gusta sentirme autodidacta en muchos aspectos.

Soy una artista profesional, dedicada full time a crear. El arte es uno de mis grandes amores desde que tengo memoria, no mi hobby.

Aún así, no persigo un largo curículum, sólo ser auténtica con mi forma de expresión y disfrutar creando. Y si con ello logro despertar aunque mas no sea una chispa de luz y alegría en el observador, siento que mi trabajo vale mucho mas.

Mis pinturas han participado en muchas exposiciones nacionales e internacionales, las más recientes en la Galería de Arte Imperiale, Punta del este, en Carroussel du Louvre, París, en Art Expo New York, y en Impulse Art Gallery, Houston, TX, donde mi trabajo ¨ Fire Dance¨ óleo sobre lienzo, acaba de ser premiado en una muestra y concurso internacional.

«La sutileza realizada y la evocación poética nos muestran a esta artista talentosa. La manera casual que el protagonista de la obra permite apreciar su estética cuidadosa y espontánea al mismo tiempo, donde se pueden reconocer las plumas de algún pájaro o el torbellino de un volcán subterráneo. Beatriz nos muestra los dos mundos a los que se dirige su trabajo plástico: uno, casi figurativo y preciso, y otro evanescente, como si fuera el halito de su alma: ambos completos en sí mismos. El color y el movimiento son los medios utilizados para comunicar el energía positiva que se transmite al espectador «. Marcela Costa Peuser, crítica de arte y curadora argentina.